¿Qué se esconde detrás del Brujo?

Antihéroes – Entrada #1

Por Pilar Sánchez Muiño

Síntesis de los orígenes de uno de los personajes más siniestros de la historia argentina contemporánea

Muchos son los adjetivos que se han utilizado para describir al poder en las sombras del tercer gobierno peronista. Lo que nos interesa en este artículo es rastrear la historia de este excéntrico personaje de la historia argentina, con el fin meramente conspiranoico de buscar regularidades, conexiones o algún otro personaje menos farandulero que nos explique un poco más del más siniestro tabú de nuestro gran movimiento (el peronismo, ¡cuál otro sería!).

Esquivaremos en esta ocasión la pregunta una y otra vez reiterada por nuestros tan asediosos gorilas, “¿Me vas a decir que Perón no sabía de la triple AAA?”. Contrafáctico y poco relevante.

También vamos a esquivar los comentarios patriarcales acerca de la influencia del machito López Rega en relación a nuestra primera presidenta mujer. Vamos a intentar ahorrarnos esos disgustos innecesarios, hay ya muchos colegas que lo han hecho hasta el cansancio: “¿Y qué esperás de una cabaretera que llega a presidenta?”. Misógino y desagradable.

Nos proponemos también poner en duda todo lo que nos contaron. Pero no desde un relativismo posmoderno y hippie, eso jamás. Sino desde el intento descolonizador de develar el trasfondo de nuestra historia, aquello que crece y se personifica en las sombras. Hacia allí nos dirigimos, con la aspiración, al menos, de encontrar alguna pista.

Partiremos de la premisa de que estos episodios oscuros, con sus particulares antihéroes como protagonistas, dejan huellas profundas en el devenir de nuestra historia; también son el resultado de caminos más vastos, de conexiones más amplias. Nos negamos a pensar que solamente un “inútil esotérico” haya llegado a conducir los destinos de nuestra patria por el sólo mérito de estar en el lugar correcto, en el momento correcto. Queremos conocer en dónde radica la eficacia de lo siniestro para perdurar durante tanto tiempo en nuestro inconsciente colectivo, sin posibilidad de ser elaborado.

Familia y Amigos

José López Rega nació el día 17 de octubre del año 1916, hijo del español José López y Rosa Rega. Es ¡imposible! obviar la relevancia que tiene esa fecha para nuestro movimiento. Debo decir que no tengo ninguna respuesta satisfactoria, y sé que mi formación materialista me impediría atribuirle a esta coincidencia más significado que eso: una estremecedora casualidad. Sobre todo si tenemos en cuenta que la madre del lopecito recién nacido murió en el parto… es decir, ese mismo 17 de octubre. En una entrevista realizada por Infobae en enero del 2019, le preguntan a Norma López Rega si alguna vez dudó de Dios: ella responde “No, de Dios nunca dudé. Papá nació un 17 de octubre, así que evidentemente ese era su destino, lo aceptamos.”

Dentro de las amistades más recordadas de la primera juventud de José, se destaca la familia Maseda de Villa Urquiza, barrio de crianza del brujo, en cuyo seno aparece su primera esposa, Josefa Maseda. Lo más remarcable de su relación con Josefa definitivamente tiene que ver con el reclamo posterior que ella hace al brujo en relación a la carencia de las obligaciones maritales… es decir, en ese matrimonio no se cogía. Es poco después de casarse con Josefa que ingresa en la Policía Federal, ya que hasta ese entonces no tenía un trabajo fijo y se dedicaba a cantar en el bar el Tábano para sus amigos y leer libros sobre el origen del Universo. Se registran 17 años de López Rega en la fuerza, caracterizados por licencias reiteradas de varios meses y prácticamente ningún episodio violento. Algunos años de su paso por la fuerza fueron en la seguridad del Palacio Unzué, residencia de Perón y Evita en la calle Agüero, demolido en la revolución gorila y actual terreno de la Biblioteca Nacional. Se retiraría en los años sesenta con el cargo de sargento primero.

Con Josefa tiene a su única hija, Norma López Rega, quien luego se convertirá en la esposa de Raúl Lastiri, 30 años mayor que ella. Según su hija Norma, nunca se divorció de su madre, pero sin embargo, se casa luego en Las Vegas con María Elena Cisneros en diciembre de 1976, teniendo ella 25 y él 60 recién cumplidos. Entre las cosas que desmiente su hija Norma se encuentra también la relación amorosa de su padre con María Elena.

Una de las anécdotas más vomitivas que relata Larraquy en su biografía de López Rega es aquella en la que a partir de una discusión en el bar el Tábano, del que era habitué, parece que el tipo se desabrochó los pantalones y depositó su pene aparentemente enorme sobre la mesa, mostrándoles a sus señores contrincantes quién la tenía más larga. Llenísimo de lenguaje metafórico Lopecito. También la peló mostrando el arsenal de armamento que tenía guardado en el Ministerio de Bienestar Social cuando le tocó ser ministro de esa cartera en la presidencia del tío Cámpora. Un tipo que la pelaba digamos.

Las vibraciones del tango

En su juventud, López Rega hizo empecinados esfuerzos para convertirse en cantor, en un artista reconocido. Además de tomar clases de canto durante varios años, tuvo algunas participaciones radiales de la mano de José María Villone, a quien conoció en su paso por la seguridad del Palacio Unzué, residencia de Evita y el General. Algunos relatos afirman que fue Evita quien lo ayudó con esas participaciones radiales.

Con José María Villone, periodista y posterior secretario de prensa del gobierno de Isabel, y su hermano Carlos, actualmente detenido en el penal de Marcos Paz por asociación ilícita, ambos posteriormente acusados de formar parte de la Triple A, estableció una amistad que duraría durante toda su vida. Compartían su afición por la música, y su desvelo por los problemas cósmicos del Universo. Es Villone quién acompañará al brujo en los primeros pasos de su recorrido espiritual más allá de los libros.

Esta afición por la música lo llevó luego a escribir en su libro Astrología Esotérica una arriesgada tabla de equivalencias entre las vibraciones musicales y las influencias planetarias, diciendo por ejemplo que el tango “fue organizado ocultamente para que un pueblo lleno de esencia de vida, actuara con más lentitud y su mente no alcanzara etapas superiores para las cuales estaba predestinado”[i].

El médium de la liberación nacional

El poder en las sombras

El recorrido espiritual (o espiritista) de López Rega es uno de los aspectos más intrigantes de su paso por la historia argentina. Incluso antes de relacionarse orgánicamente con instituciones secretistas, su curiosidad en relación a las verdades ocultas del Universo es remarcada por todos sus biógrafos.

La relación retomada por Marcelo Larraquy del brujo con Victoria Montero pareciera ser central en la vida de nuestro antihéroe. Se construyó con ayuda de José María Villone, como un vínculo de maestra-discípulo que perduró durante varios años, y le valió a nuestro brujo para entablar amistades que perdurarán durante gran parte de su vida. Esta relación pareciera haber terminado cuando ella se mostró reacia a la vocación de escritor de José: “Ni Jesús, ni Buda, ni Sócrates escribieron, ¿Y usted quiere escribir?”[ii]. Victoria Montero vivía en Paso de los Libres, Provincia de Corrientes. Según algunas fuentes, fue la que designó a Evita con el mote de abanderada de los humildes, adjudicándole la aureola mística de enviada de Dios. Se sabe efectivamente que luego de la inauguración del Puente Internacional Paso de los Libres – Uruguayana el 21 de mayo de 1947, Evita se quedó en Corrientes para reunirse al día siguiente con Victoria Montero.

Su segunda esposa, María Elena Cisneros desmiente rotundamente que López Rega haya pertenecido a alguna logia, orden secreta o cuestión por el estilo:

“Tampoco fue masón. Yo sí. Yo soy Maestro Rosacruz. Yo soy una alquimista. Puedo convertirlo en un sapo… pero no lo hago porque (usted) es demasiado amable”[iii].

Se vincula a López Rega también con los Caballeros de la Orden del Fuego, fundada en Argentina en el año 1937, posiblemente en la ciudad de Rosario, por el italiano Santiago Bovisio. Sin embargo no existe demasiada información ni acerca de la Orden, ni acerca de la adhesión de López Rega. 

Su libro Astrología Esotérica funcionó como una bisagra en su camino espiritual. La impresión y difusión corrió por cuenta de Suministros Gráficos S.A., cooperativa que había sido propiedad del estado, luego privatizada por Alzogaray y recuperada por sus empleados. En ese entonces estaba dirigida por “El Gordo” Vanni, otro personaje clave de nuestra historia. López Rega pasó a formar parte de la cooperativa por no poder pagar sus deudas de la impresión del libro, y gracias a las aficiones esotéricas de Vanni es acogido por la empresa como un miembro privilegiado. Es en ese entonces cuando conoce al jurista Julio César Urien.

Los tres vértices magnéticos: Asia, África y América Latina

Si bien la información sobre López Rega es confusa en relación a su pertenencia a logias u otras instituciones secretistas, casi todas las fuentes coinciden en su participación en la Logia Anael, a la que ingresa de la mano de su Gran Maestre Julio César Urien en el año 1965. Durante ese mismo año se produce la visita a la Argentina de Isabelita, con el objetivo de acallar el peronismo sin Perón que quería impulsar Augusto Vandor. Los representantes de la Logia Anael (Asociaciones Nacionales Americanas en Liberación) afirmaban que serían ellos quienes traerían de vuelta al país al General y tenían ya pactado un encuentro con la mujer del líder.

 Fue Héctor Caviglia, fundador de la Logia, quién creó la teoría de Perón como conductor cósmico. Según esta teoría, el General levantaba los brazos en sus discursos porque éstos funcionaban como antenas que recogían las vibraciones del Universo para transmitirlos a su pueblo, una especie de médium de la liberación nacional. Según los relatos de Urien, Caviglia encontró en él una especie de heredero de Perón, por lo que a su muerte se convirtió en el sucesor natural al frente de los anaelistas. En la biografía de López Rega, Marcelo Larraquy relata una conversación inicial entre el brujo y Urien en la que el último le explica el plan de liberación nacional de la Logia Anael: “la humanidad iba a evolucionar en la medida que se desarrollaran los tres vértices magnéticos del triángulo de la Triple A (…) los grandes Iniciados de la antigüedad (Buda, Confucio, Krishna, Jesús y Mahoma) habían vislumbrado a los pueblos de la Triple A –Asia, África y América- como una hermandad universal, pero que esa evolución había sido distorsionada algunos siglos después de la muerte de Cristo, cuando la iglesia dejó de ser nazarenista y se ocupó de defender el poder de los ricos.”

Los anaelistas planteaban que tanto Asia con la revolución campesina en la China de Mao, como África con los levantamientos de Argelia, ya habían dado sus primeros pasos en esa dirección anti imperialista; era el turno de América a través de sus tres centros magnéticos: Lima, San Pablo y Buenos Aires. Lima recibía las vibraciones del socialismo incaico, San Pablo del socialismo cristiano y Buenos Aires con su justicialismo.

Esta explicación había tenido su intento de puesta en acto con Caviglia a partir de sus asiduas relaciones con el Brasil de Getulio Vargas y su grupo de asesores, quienes, según algunas fuentes, eran todos anaelinos. Caviglia quería afianzar las relaciones de Perón con Vargas para que Argentina y Brasil eliminaran las fronteras, sosteniendo que eventualmente tendrían hasta una moneda en común. Verbitsky recupera que Perón había conocido a Caviglia, y al jefe brasileño de la Logia, Menotti Carnicelli, cuando en 1950 le solicitaron su apoyo para reponer en el gobierno a Getulio Vargas.

En una entrevista al hijo de Urien para la revista Carapachay, el ex militante montonero relata:

Mi viejo está ligado con los militares de Valle. Mi viejo escribió un libro, El camino del hombre, que era la filosofía del peronismo, ¿no? Hay una doctrina pero quería darle un contenido filosófico. Entonces él trabajaba en eso, porque era un intelectual. En el setenta se decide enviar a mi viejo a entrevistarse con Perón en Madrid, pero como mi viejo era juez no se puedo. Lo mandan a López Rega. Y cuando llega, traiciona todo, y a partir de ahí mi viejo pasa a ser el enemigo. Y López Rega transforma la ANAEL en la AAA. A partir de ahí, de esa traición, mi viejo ya no puede tener más relación con Perón”. 

         El nombre de José López Rega figura también como adherente de la Logia italiana Propaganda Due (P2), junto con Raúl Lastiri, José María Villone y Emilio Massera, entre otros argentinos. Esa lista salió a la luz en el año 1981, luego de que se desataran los escándalos mafiosos de Licio Gelli, un anticomunista convencido que construyó desde la logia un poder invisible en Italia colocando funcionarios en todas las instituciones del Estado. Según algunas fuentes, existe una carta del año 1973 que Perón le envía a Jorge Antonio, asesor y financista del General en su exilio español, en donde le expresa los problemas que le generaba la amistad de López Rega con Licio Gelli, ya que este último se encontraba en Argentina por un viaje de negocios y gracias al brujo le había sido concedida la condecoración de Orden del Libertador General San Martín. Se supone también que Gelli pretendía manejar el comercio exterior de Argentina y que Perón no accedió a sus intereses, incidente que es vinculado en ocasiones con las manos de Perón (y no las antenas, las del cadáver).

Lo siniestro

Me animo a decir que el psiquismo del pueblo argentino en su conjunto padece la oscuridad de la historia. El oscurantismo de las decisiones con consecuencias públicas daña profundamente nuestras ambiciones democráticas, y me interesaría aportar a que asomen al ámbito de lo público los episodios más siniestros de la historia argentina. Casualmente, la oscuridad, o lo siniestro, habitualmente están asociados a la impunidad, que, en palabras de Fernando Ulloa, psicoanalista argentino, confiere poder sádico a los ejecutores de lo siniestro: provoca una eficacia paralizante sobre la comunidad.

Ulloa afirma que la condición humana es de naturaleza trágica en tanto entrecruzamiento conflictivo del amor y del odio, y que es a partir de esta dualidad que se configura la historia de cada individuo y de la humanidad en su conjunto. Habla de lo oculto en relación al odio, o como la propia negación frente a lo extraño, que genera un efecto siniestro:

El único remedio posible contra la malignidad de lo siniestro es el desvelamiento de aquello que lo promueve, simultáneamente al establecimiento de un nuevo orden de legalidad familiar. Aún dentro de lo doloroso de esta explicitación, de este hacer justicia, la verdad operará como incisión para drenar, aliviar y curar el absceso de lo siniestro. Los ejecutores de lo siniestro, los que están en el secreto, se mantienen, en cierta forma, insensibles a los efectos de lo horrendo (…). Esto ocurre sobre todo cuando el escenario de lo siniestro traspasa los límites de una familia y cobra la dimensión de la sociedad. (Fernando Ulloa / La ética del analista ante lo siniestro)

Fuentes

Ulloa, F. La ética del analista ante lo siniestro.

Larraquy, M. (2004) López Rega, la biografía. Buenos Aires:Editorial Sudamericana.

http://diariolaventana.com/articulo.php?id=134342

http://www.elforjista.com/peron-57.html

http://infokrisis.blogia.com/2009/081901-la-vertiente-ocultista-del-peronismo-i-de-iii-.-la-logia-anael.php

https://www.infobae.com/politica/2019/01/13/las-confesiones-de-norma-lopez-rega-la-relacion-con-su-padre-isabelita-y-el-peron-que-pocos-conocieron/

https://www.clarin.com/politica/luego-40-anos-hablo-viuda-jose-lopez-rega-monje-negro-juan-domingo-peron_0_XXQg60Vq3.html


[i] Astrología Esotérica, López Rega.

[ii] López Rega, Larraquy. Pág. 74[iii] Nota de Clarín a María Elena Cisneros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s